close
    search Buscar

    Recuerdo de Granada

    Quien soy
    Emma Lira
    @emmalira

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido







    Situación de Covid en Andalucía:

    La situación con la pandemia y las restricciones está cambiando. Para más información lea la actualización de Coronavirus en Andalucía.

    Una Granada lo que emociona es lo que nos dice Velia, autor del blog Al final de un viaje y que participa hoy en la revisión semanal "Andalucía con la mirada".

    L'Alhambra de Granada.

    Granada: de la Alhambra al Albaicín

    Granada es una dama encantadora y llamativa, que rezuma elegancia en cada gesto. Cuando pasa no puedes evitar darte la vuelta para mirarlo y luego quedarte asombrado por el esplendor y la riqueza que emana de cada uno de sus movimientos. Así como es imposible no estar encantado frente a la inmensa tesoros que esconde dentro de cada iglesia, capilla y monasterio.



    Ver también -> Consejos para comprar la entrada a la Alhambra

    Jardines del Generalife.

    Cuando cruzas elAlhambra la dama te pilla agarrándote del hilo de una historia que cuenta de dominaciones, esplendores y culturas lejanas; te cautiva con la gracia de las flores y los juegos de agua de los dioses Jardines del Generalife y definitivamente te enamorarás de una mirada al panorama de la pequeña ciudad blanca observada desde arriba.




    Fantástica vida de la Alhambra de San Nicolás.

    Granada también es una jovencita de paso ágil, a la que le encanta salir hasta tarde en las noches de verano, sorprendida de cómo el aire finalmente se vuelve fresco después de 40 grados del día. Durante el día, a la joven le gusta perderse entre los callejones de la Alcaicerìa, en busca de formas, colores y sabores que casi le hagan olvidar que está en Europa. Y luego, cuando el sol se pone y los colores de la puesta del sol comienzan a cobrar vida en el cielo, se pone en marcha y camina por los cerros que conducen al barrios altos del Albaicín y Sacromonte para admirar las casas excavadas en las rocas y las huellas de las comunidades gitanas que habitaron esas zonas.





    Lungo la Carrera del Darro.

    Interrumpe su viaje solo de vez en cuando para detenerse y escuchar a un músico solitario que, junto con la Carrera del Darro, en el pequeño puente, deleita a los transeúntes con su saxofón. Y ven a Albaicín Se detiene en la plaza de siempre, para tomar una copa de vino, una charla y unas notas de flamenco en la posada de siempre.




    Detalles de la Alhambra.

    Pero ella también es muy niña, Granada. Especialmente cuando, sentado a horcajadas sobre la pared que bordea el piazza del Mirador San Nicolas, calla y pega sus grandes y asombrados ojos al panorama de laAlhambra illuminata, en sera.

    Y en fin, no tiene edad, Granada. O mejor dicho, contiene todo y nada. Lo cierto es que encanta, sea cual sea su rostro.











    Añade un comentario de Recuerdo de Granada
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.